Investigar y producir sistemáticamente


El presente ensayo busca mostrar una mirada particular de la importancia de investigar y producir para la evolución sistemática de las diversas áreas de estudio, haciendo énfasis en la Educación, porque como lo mencionó Simón Bolívar en el artículo periodístico, en Potosí octubre de 1825, “las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso con que camina la educación”, por lo tanto, se hace indispensable, para llevar a cabo este pensamiento, indagar de manera científica en esta área de estudio.

Con el objeto de cientificidad en la educación, es fundamental hacer de la actividad profesional, práctica permanente de investigación, considerando el objeto y el método, considerando que las ciencias sociales y ciencias naturales inician su estudio de forma controlada, sistematizada, crítica y empírica, con el fin primordial de probar hipótesis de fenómenos que partieron de la formulación de un problema y así establecer una norma o ley explicativa de la situación que se desea resolver o explicar (Tamayo, 2009).

Es preciso aclarar que, hacer investigación no implica seguir unos pasos rígidos que resuelven todas las dificultades encontradas, pues su esencia se basa en que el investigador escudriña lo que él no sabe y en ocasiones nadie más sabe (Hurtado, 2006). Lo anterior, coloca de manifiesto que, la investigación debe ser percibida como algo cotidiano y no como algo que solo corresponde a los científicos (Hernández, Fernández y Baptista, 2010).

Para el estudio de fenómenos es oportuno usar la metodología, porque es la que permite evaluar los métodos utilizados en el proceso, partiendo del sentido común y la intuición del investigador (Hurtado, 2006), tomando en cuenta la meta que se desea obtener, comenzando con las preguntas de manera organizada y cuidadosa, bien sea aplicando un enfoque cualitativo, cuantitativo o mixto, siempre y cuando se considere lo que se estudia de manera crítica (Hernández, Fernández y Baptista, 2010), entonces en mi opinión, corresponde observar el camino investigativo, como una aventura interesante para la formación académica, que permite producir y publicar lo alcanzado, pensando siempre que no hay investigación perfecta y que esta debe generar conocimientos.

Referencias

Hernández, R., Fernández, C. y Baptista, P. (2010). Metodología de la investigación (5ta. Ed.). México: McGraw Hill.

Hurtado, J. (2006). El proyecto de investigación (5ta. Ed.). Caracas: Ediciones Quirón.

Tamayo, M. (2009). El proceso de investigación científica (5ta. Ed.). México: Limusa.

Publicado el 06 de agosto de 2012 en el Diario El Universal:
http://www.eluniversal.com/opinion/120806/investigar-y-producir-sistematicamente
Anuncios